La actriz porno de 24 años nacida en San Francisco, de pechos naturales y piercing en la nariz, está triunfando más allá de su famoso vídeo del hula hop. Lo más interesante es, que diferencia de otras pornstars que tardaron en grabar una escena anal para alargar su carrera un poquitos más, la joven californiana realizó esta intensa e íntima sesión amateur con su novio. Y para demostrarle que estaba realmente enamorada, se dejó desflorar su segunda virginidad (achievement unlocked: anal sex).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada